ir a Europea Media

Argentina y México estrechan lazos tras la victoria del peronista Alberto Fernández

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador ha recibido a Alberto Fernández, presidente de Argentina tras haber sido elegido el pasado mes de octubre. Fernández, líder de la alianza peronista Frente de Todos ganó las elecciones el pasado 27 de octubre con un 48,24% de los votos.

La visita de Alberto Fernández a México, de carácter privado, durante este 4 de noviembre, resulta muy significativa por ser el primer país que visita como presidente electo, creciendo las expectativas de la izquierda latinoamericana de un futuro de unión entre los países de esta corriente reviviendo así una alternativa diplomática a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Durante una rueda de prensa previa a la reunión de ambos líderes, el presidente mexicano señaló que el objetivo principal de este encuentro es fortalecer las relaciones económicas y comerciales de los dos países.Es un gran país, con gran potencial, con grandes recursos naturales, mucha producción de alimentos. Es un granero mundial palabras de López Obrador.

Este encuentro augura un cambio en la visión del presidente mexicano ya que más allá de las relaciones con el presidente estadounidense Donald Trump, López Obrador no ha tenido mucha representación en el escenario internacional, llegando incluso a no asistir a la reciente Cumbre del G20 y la Asamblea General de la ONU.

 El presidente mexicano anunció que su gobierno mantendrá una política de “no intervención” en asuntos de otros países. El encuentro de estos dos líderes es bastante significativo en un contexto latinoamericano polarizado entre la derecha y la izquierda. 

Ambos países, tanto Argentina como México, han ido alternando sus gobiernos entre la derecha conservadora y la izquierda con políticas antagónicas y que desde el año pasado han provocado olas de ira por diferentes casos de corrupción, desigualdad, además de pobreza. Este gran descontento ha provocado la salida de los conservadores en estos países. Esto no solo ha sucedido aquí, también en países como Ecuador y Chile se ha obligado a sus gobiernos a suprimir políticas económicas liberales.

Un claro ejemplo de ello es Chile, que actualmente se encuentra sumergida en una constante crisis política y social, provocado por las multitudinarias manifestaciones lideradas por el pueblo chileno que tuvo lugar tras anunciar por parte del presidente Sebastián Piñera, la subida del billete de transporte. 

Estas manifestaciones han provocado consecuencias muy negativas para el país, como la necesidad de suspender la reunión de la APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico), que suponía una importante oportunidad para crear mejores empleos para su población además de generar nuevas oportunidades para las empresas y el mercado chileno. Tampoco se llevó a cabo la XXV Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU (COP-25), que supuso un fuerte golpe para la imagen del país a nivel internacional. Ambas reuniones estaban previstas para celebrarse en el país durante estos dos meses.

Alberto Fernández le indicó a los periodistas que se encontraban en el Palacio Nacional y tras la reunión con el presidente mexicano que está “empeñado en hacer que América Latina vuelva a unificarse, vuelva unir esfuerzos para afrontar el desafío globalizador de otro modo”. 

México asume la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) el próximo año. Este organismo, olvidado en los últimos años, fue creado por el fenecido Hugo Chávez. El gobierno argentino ha anunciado que el impulso de esta organización supone la posibilidad de que exista un espacio integrador entre los países además de haberse visto esta como un contraataque futuro para la OEA.

En cuanto a la situación interna argentina, Alberto Fernández pide desde México que el “macrismo” pare con la mentira. Mauricio Macri, el anterior presidente de Argentina, publicó, como recoge el diario El País, un informe titulado Ocho puntos sobre la economía y que, aunque no lleve firma ni membrete oficial fue distribuido por los equipos de prensa de Presidencia donde asegura que la situación económica de Argentina está lista para crecer, algo que el presidente actual niega rotundamente. 

El peronismo de Alberto Fernández o también llamado justicialismo fue creado en la década de 1940 por Juan Domingo Perón, político y militar argentino. Este es un movimiento político y social de izquierda basado en los derechos de los trabajadores y la oposición al internacionalismo defendiendo los intereses nacionales en contra de lo que alega el actual presidente, fueron las políticas de Macri.

Maximiliano Reyes, subsecretario para América Latina y el Caribe en México escribió para el diario mexicano La Jornada, como recoge la agencia Reuters, que “México y Argentina tienen frente a sí la oportunidad de propiciar el reposicionamiento de América Latina en el mundo”.

 

Luisa Weng y Alicia Agra.

Sobre el Autor