ir a Europea Media

La mayoría de países aprueban el Pacto Mundial para las Migraciones de la ONU

165 Estados miembros de la ONU han acudido este lunes a Marrakech para tratar el denominado Pacto Global por una Migración Segura, Ordenada y Regular. El objetivo prioritario es aclarar la gestión de los flujos migratorios y detener así, los desplazamientos peligrosos e ilegales a través de las fronteras, que han hecho del contrabando de personas una próspera industria mundial. Se trata de un documento con 23 objetivos no vinculantes, y que por lo tanto,  no compromete jurídicamente a ningún gobierno. El proceso para adoptar el pacto tuvo su inicio hace 18 meses, y aunque las negociaciones formales se iniciaron en enero de este año y concluyeron en julio, su aprobación definitiva se hará esperar hasta la votación que se celebrará el 19 de diciembre en la sede de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York.
Aunque la representación por parte de cada país miembro no ha sido la esperada y los jefes de Gobierno presentes en el cónclave ha sido minoritario, sí acudieron Pedro Sánchez, la canciller alemana Angela Merkel, el primer ministro portugués, António Costa, el belga, Charles Michel, y el griego Alexis Tsipras. “Que algunos no hayan venido, porque hayan perdido un avión o por cualquier otra razón no significa que no lo adopten. Italia y Suiza, por ejemplo, han dicho que no venían porque querían someter el acuerdo a un debate parlamentario. Pero eso no significa que finalmente no lo vayan a apoyar”, explicó la fuente diplomática. Lo cierto es que por el momento, son un total de 156 países de un total de 193 integrantes, los que han apoyado abiertamente el proyecto, y tan solo una decena los que han expresado su inconformidad. A Estados Unidos, país que se opuso desde un principio y que ha presionado a ciertos países para la no asistencia a la cumbre, se suman Austria, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Bulgaria, Australia y Chile, país que por cierto, cambio de parecer justo un día antes.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez no va a rectificar su política migratoria, que combina el control fronterizo, pero también el respeto por los derechos humanos, ayuda a los países de origen y tránsito y busca soluciones multilaterales y globales para el surgimiento de Vox. Es por eso que el Gobierno lanzará un plan de ciudadanía y un fondo de integración de inmigrantes.
Sánchez asistió en la cumbre la ONU en Marrakech sobre migración donde defendió que se debe “combatir” la instrumentalización de la inmigración como “excusa” para “repliegues nacionalistas, cierres de fronteras y discursos xenófobos y excluyentes que estamos viviendo en buena parte de nuestras sociedades. También ha dicho en unas palabras que se dirige directamente a Vox tras su irrupción institucional en Andalucía en un discurso contra la migración, “Apelar como se está haciendo al odio o al miedo al diferente únicamente beneficia a quienes utilizan esa estrategia para obtener redito. Además, aseguro que el Pacto Mundial de Marrakech para la migración ordenada, segura y regular es muy importante para España y, sobre todo, “es un avance cualitativo para un multilateralismo efectivo” que “garantiza” el liderazgo de la ONU.
El rey de Marruecos, Mohamed VI, quien había confirmado su participación, a última hora se ausentó sin razón de por medio, según reportan medios internacionales. El monarca expresó mediante nota que se trata de un pacto que juzgará la historia, pero que ahora no es el momento de celebrar su éxito. El desafío es una solidaridad responsable, añadió Mohamed VI.

Alexis Peños y Nasanin Gabriella

Sobre el Autor