ir a Europea Media

La huelga intenta movilizar a los catalanes contra los juicios del “procés”

www.efeservicios.com

Con el apoyo de medio centenar de formaciones y entidades, como la CUP, el PDeCAT, ERC, Arran, Unión de Paseos o la Crida Nacional per la República, el sindicato independentista Intersindical-CSC ha convocado, hoy 21 de febrero, una huelga en protesta por el juicio del “procés” que se celebra estos días en el Tribunas Supremo.

El arranque de la mañana se ha complicado a causa del tercer “paro de país”, se podría decir que es la tercer huelga relacionada directamente con el proceso independentista, tras las del 3 de octubre y del 8 de noviembre de 2017. Grupos de activistas han llevado a cabo decenas de cortes de carreteras y calles en las primeras horas de la huelga general en Cataluña, donde han sido detenidas dos personas, una en Barcelona por pegarle un puñetazo a un mosso durante la protesta en la plaza Lesseps y otra por lanzar objetos a los agentes en Gurb (Barcelona).

Varios grupos de manifestantes han hecho cortes durante la mañana  en la avenida Diagonal, la avenida Meridiana, la Gran Vía, la calle de Sants, la Ronda General Mitre y la plaza Lesseps. En los polígonos industriales ya se concentran los piquetes de la huelga. La formación independentista Arran y la CUP han denunciado en su cuenta de Twitter el atropello de un manifestante en la avenida Meridiana con la calle Aragón de Barcelona y de cargas policiales de la Brigada Móvil de los Mosso d’Esquadra (BRIMO) contra los manifestantes.

Según Alejandro Fernández, el presidente del PPC, la huelga general convocada por la Intersindical-CSC está siendo “un fracaso”, porque “el comercio, la industria y los servicios están funcionando con normalidad”, a pesar de este “boicot más parecido al vandalismo”, que está ofreciendo “imágenes dantescas de neumáticos quemados” y carreteras cortadas.

La diputada de la CUP, Maria Sirvent, ha reprochado este jueves al Govern presidido por Quim Torra que por un lado se haya sumado a la huelga general convocada en Cataluña y por otro “criminalice a aquellos que luchan”. Sirvent ha animado a la población a participar de la huelga, un “mecanismo para garantizar derechos”, según ha dicho, ya que “los derechos políticos, civiles y laborales no están garantizados por las instituciones”.

La huelga impactará previsiblemente en el ámbito de la educación y en el comercio que se verá obligado a cerrar algunas zonas de Barcelona a causa de las protestas convocadas en la calle. La Generalitat ha decretado unos servicios mínimos que prevén el funcionamiento del 33% de los trenes de cercanías y regionales, y del 50% del metro y el autobús urbano en Barcelona en horas puntas y el 20% en el resto del tramo horario. También se han establecido servicios mínimos para la atención extrahospitalaria, pero se ha previsto el normal funcionamiento de las urgencias y otras unidades especiales.

Laura Avilés.

Sobre el Autor