ir a Europea Media

Tras las elecciones de Hong Kong

El pasado domingo, se celebraron unas importantes elecciones en una de las regiones administrativas pertenecientes a China: Hong Kong; en las cuales ha habido una participación del 71% de su población, siendo casi tres millones los votantes, (unos datos sin precedentes) en un referéndum sobre las autoridades y la relación que tienen a su vez con el Gobierno Central de Pekín, después de más de 5 meses de protestas y revueltas del ciudadano hongkonés contra la gestión del Gobierno Autónomo de Carrie Lam, en busca de la independencia judicial de su territorio al sur de China.

 Los resultados electorales vaticinaron una abrumadora victoria del bloque pandemócrata en 17 de los 18 distritos de Hong Kong, lo que ha sido un duro golpe para el bloque prochino, que hasta ahora era el que gobernaba en Hong Kong y que a partir de las revueltas sociales, verían cómo la situación en el país iba a cambiar.

Las autoridades vigentes en Hong Kong promueven un tipo de proyecto de ley que autorizaría las solicitudes de extradición a China, Taiwán y Macao, con determinados criminales sospechosos de delitos como homicidio y violación. Esta medida viene precedida por un caso de asesinato por parte de un chico hongkonés de 19 años, que asesinó a su novia de 20 años cuando veraneaban en la región de Taiwán y su huida a Hong Kong permitió que no fuera extraditado a Taiwán, según ha podido informar la BBC. 

Actualmente, no existe un acuerdo vigente entres ambas regiones y la ley afirma que los Tribunales de Hong Kong tendrán la decisión final sobre las deportaciones, siendo cada caso tratado de manera individual. Sin embargo, Hong Kong tiene acuerdos de extradición con 20 países diferentes, que incluyen Reino Unido y Estados Unidos, pero nunca ha entrado en un pacto con China pese a  las continuas negociaciones que se han tenido en las últimas dos décadas, por lo que estos hechos que han desencadenado estas grandes protestas en oposición al sistema judicial chino, sobre todo desde el sector juvenil del país.

A pesar de que el futuro es incierto,tras el tsunami demócrata, se ha demostrado el apoyo que tienen las protestas que han llevado al caos a Hong Kong durante casi seis meses. Las urnas han tenido un efecto pacificador, ya que no se ha vuelto a disparar ningún proyectil lacrimógeno en los últimos días y la policía ha permitido liberar a los manifestantes atrincherados en la Universidad Politécnica sin ser detenidos, informa el Confidencial. 

Todavía queda por ver que estos resultados provoquen una reacción del gobierno, ya que según el ABC, este solo ha respondido con tres meses de retraso a una de las seis demandas de los manifestantes. Entre las cinco que todavía quedan por resolver figuran una comisión independiente para investigar la fuerza policial en las protestas, una amnistía para los 4.500 detenidos y el pleno sufragio universal para elegir al jefe ejecutivo.

No hay certeza de que las protestas hayan finalizado permanentemente ya que los votantes demócratas han vencido de forma arrasante en el número de distritos pero no en el porcentaje de los votos. De igual manera, el 60% de demócratas ganadores demuestra que sigue existiendo un 40% del electorado que no aprueba las protestas. Lam, la Jefa de Estado del país tampoco demuestra ninguna intención de ceder ante los manifestantes y Pekín se mantiene firme en su posición: según el Confidencial “Hong Kong es parte de China y solo el Partido Comunista puede decidir qué sucederá con el centro financiero a partir de 2047”.

Por Amanda Giner y Javier Beltrán.

Sobre el Autor