ir a Europea Media

Venezuela sin libertad de expresión

Libertad de expresión en Venezuela, espaciopublico.ong

La entrevista a Maduro grabada por Jorge Ramos ha sido secuestrada por el chavismo

El periodista mexicano fue retenido el pasado lunes en el palacio de Miraflores de Caracas, tras la interrupción de la entrevista por parte de Nicolás Maduro por considerar que algunas de las preguntas formuladas, eran de carácter inapropiado.

“Estuvimos detenidos en el palacio de Miraflores”, declaró. “Imagínate lo que no harán a los periodistas venezolanos”. El periodista mexicano, trabajador de Univisión, es un profesional de referencia en América. Ramos denunció que el personal de seguridad le confiscó todo el material grabado. “Si Maduro no es tan cobarde, si tiene los pantalones para dar la cara, que muestre la entrevista completa, nadie la va a editar”, señaló.

“No le gustaron las cosas que le estábamos preguntando sobre la falta de democracia en Venezuela, sobre la tortura, los presos políticos”. Ramos cuenta cómo Maduro finalmente se levantó cuando se le mostró un vídeo de un grupo de jóvenes comiendo de un contenedor. Fue Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación venezolano, quien notificó que la entrevista ya no estaba autorizada.

Ramos describió detalladamente los sucesos acontecidos en su encuentro con Maduro. Dice estar enfrentado tanto con él como con su antecesor, Hugo Chávez. “Estuvimos retenidos más de dos horas dentro del palacio de Miraflores […] Tras 17 minutos de entrevista [con Maduro] a él no le gustaron las cosas que le estábamos preguntando sobre la falta de democracia en Venezuela, la tortura, los prisioneros políticos, sobre la crisis humanitaria que estaba viviendo, y se levantó de la entrevista después de que le mostrara el vídeo de unos jóvenes comiendo de un camión de basura. Inmediatamente después, uno de sus ministros, Jorge Rodríguez, vino a decirnos que la entrevista no estaba autorizada y nos confiscaron todo nuestro equipo (no tenemos nada). Se quedaron con las cámaras. (…) La entrevista la tienen ellos, nos quitaron todos los celulares y nos mantuvieron separados [a los miembros del equipo] durante dos horas y media. En mi caso y en el de la productora María Guzmán nos metieron en un cuarto de seguridad, apagaron las luces, nos arrancaron los celulares, nos quitaron el backpack [la mochila] y nos quitaron nuestras cosas personales”.

Este incidente es el segundo que ha afectado a medios internacionales desde el pasado 23 de enero, día en que Guaidó se juramentó como presidente interino. También el 31 de enero fueron liberados tres periodistas de la agencia EFE que habían sido detenidos por el servicio de inteligencia de Venezuela: los colombianos Mauren Barriga y Leonardo Muñoz, y el español Gonzalo Domínguez.

Numerosos medios y periodistas locales han tenido que huir del país. Es así el caso de algunos trabajadores del portal de investigación Armando.info, en el que trabajan los excolaboradores de EL PAÍS Ewald Scharfenberg y Alfredo Meza. Tuvieron que exiliarse a raíz de la publicación de una serie de artículos sobre la corrupción vinculada a las cajas de alimentos (CLAP) distribuidas por el Gobierno. El Ejecutivo del gobierno venezolano ha doblado la censura contra varias cabeceras online, ayudándose para ello de la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (CANTV).

Contra estas acciones están luchando numerosas organizaciones internacionales defensoras de la libertad de expresión. Algunos ejemplos son Reporteros sin Fronteras, la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo y el Comité para la Protección de Periodistas condenaron la retención de Jorge Ramos y el equipo de Univisión.

 

Elena Acha Elías

Marina Elena Gómez

Marina Alcázar López

Sobre el Autor