Xi Jinping, una nueva era para China

Presidente de China, Xi Jinping 

Foto:La Prensa

Conocido como el presidente de la República Popular China, asumió el cargo en el 2013 prolongándose hasta la actualidad. 

En 1974 se unió al Partido Comunista de China, y de ahí empezó su trayectoria política. Es además uno de los fundadores de la guerrilla comunista que operó en el norte de China contra el Kuomintang, partido Nacionalista. 

Se le ha considerado uno de los líderes más destacados de China después de Mao Zedong y Deng Xiaoping. Este reconocimiento es debido a las series de reformas que ha implementado tanto en el gobierno, como puede ser sus campañas de anticorrupción contra “tigres y moscas” en la que le permitido deshacerse de posibles rivales, potencia militar, lo que le ha permitido ir acumulando títulos a un ritmo frenético: secretario general del Partido Comunista (PCCh), presidente de la Comisión Militar Central, jefe del Estado. 

En cuanto a las reformas para el pueblo, destacando temas como la educación, el empleo, los ingresos, la seguridad social, el problema de la población anciana, la vivienda y proyectos de protección medioambiental, todo esto con el fin de intentar mejorar el nivel de vida de la población. 

Respecto al exterior, impulsa nuevos acuerdos comerciales y diplomáticos con los países para conseguir un mejor posicionamiento en el sistema internacional, “ China defenderá con firmeza la autoridad y el estatus de Naciones Unidas, asumirá de forma activa sus obligaciones y responsabilidades internacionales, mantendrá su firme compromiso de combate al cambio climático, impulsará activamente la iniciativa de la Franja y la Ruta y siempre será u constructor de la paz mundial, un contribuyente al desarrollo global y un garante del orden internacional”, palabras dichas por el presidente durante su discurso de diciembre del 2017. 

Las nuevas reformas establecidas por Xi Jinping pretenden llevar a China a lo que él denomina como una “Nueva Era”, estas nuevas ideas han sido introducidas en la Constitución del país, con el nombre de ” Pensamiento de Xi Jinping” donde en cierta medida sustituye al antiguo pensamiento de Mao, ya que no se había dado este tipo de reconocimiento desde la época de Mao. 

Estas reformas surgen de una nueva forma de pensamiento que incluyen ideas modernas occidentales, aunque siguen conservando aquellas ideas comunistas, pero con la intención de adaptarse al nuevo marco internacional. Con ello, tomamos como referencia la escuela China de las teorías de las Relacionales Internacionales, especializados en el estudio de los asuntos Internacionales. Cabe mencionar que en pequeña medida tiene una influencia estadounidense, ya que los estudiantes que impartían clases en la escuela, habían realizado sus estudios previamente en las escuelas estadounidenses, por lo cual, a la hora de realizar ciertos estudios empleaban métodos que adquirieron allí. Esta nueva introducción de los nuevos pensamientos ha contribuido enormemente el desarrollo de China en las teorías internacionales.  

El nuevo comportamiento de China y sus políticas implementadas a la hora de establecer relaciones con el exterior, se puede observar a grandes rasgos la influencia de tres marcos teóricos tomados de las ideas de occidente, es decir, el Realismo, el Liberalismo y el Constructivismo.  

En resumen, estas nuevas ideas y pensamientos son implantadas por Xi Jinping en sus planes de reformas para impulsar su política de ” Nueva Era”, mencionado anteriormente. Como contraposición, Xi Jinping anuncia que desarrolla ideas occidentales, pero esto no significa que tome como referencia los sistemas políticos occidentales, ya que, va en contra, de los principios comunistas.  

Luisa Baoshan Weng

Sobre el Autor