ir a Europea Media

Angela Merkel, el multilateralismo y la conferencia de seguridad de Munich

Ángela Merkel

Del 15 al 17 de febrero de 2019, tuvo lugar la 55a edición de la Conferencia de Seguridad de Múnich. A pesar de la ausencia de jefes de Estados importantes como Donald Trump, Angela Merkel asistió a los debates con el objetivo de compartir y reafirmar su posición multilateralista.

 

Hace muchos años que Angela Merkel, Canciller federal de Alemania, se puso a favor del multilateralismo, es decir a favor de una organización política que consiste en la cooperación de varios estados instaurando reglas comunes y proponiendo acciones comunes frente a los conflictos. Sin embargo, en nuestros días, esta idea de cooperación choca con el proteccionismo norteamericano “America First” intentando por Trump que se cuestione la eficacia de las alianzas internacionales como las de la World Trade Organisation (WTO) y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Además, se confronta a la incertidumbre provocada por el Brexit.

 

En primer lugar, el concepto de multilateralismo apareció después de la Segunda Guerra Mundial como un medio para ordenar las relaciones internacionales frente a la falta de un gobierno global. La necesidad de reglas comunes fue permitida por primera vez con la creación de la Organización de la Naciones Unidas (ONU)  y la firma de los acuerdos de Bretton Woods.

El multilateralismo consiste en tomar decisiones mediante la puesta en común y aprobación de todos los países que participan conjuntamente en una misma cuestión; Robert Keohane (1990:731), “el multilateralismo es la práctica para coordinar políticas nacionales en grupos de tres o más estados”. Nace como un intento de coexistencia pacífica entre los diferentes países del mundo.

Se enfrenta a diversos desafíos por motivo de la globalización. En los últimos años las potencias mundiales, como Estados Unidos, han centrado los asuntos internacionales en sus propios intereses en vez de velar por el bien común, por lo que se encuentra en declive.

Antonio Gutiérrez, afirmó que: “Después de todo, el multilateralismo no es más que la unión de países que se respetan mutuamente y establecen formas de cooperación con miras a garantizar la paz y la prosperidad para todos en un planeta saludable. Para lograrlo, necesitamos un compromiso más firme basado en normas, las Naciones Unidas basadas en el centro y diversas instituciones y tratados que den vida a la Carta”.

Así, con la globalización y la aparición de preocupaciones cada vez más internacionales como el terrorismo y el cambio climático, el multilateralismo apareció como una solución para mejorar la eficacia de las acciones de los estados y poner más responsabilidades a un nivel mundial. Merkel insiste sobre la necesidad Alemana de “luchar por sus propias convicciones”. Enfrente al presidente norteamericano, Merkel defiende la importancia del multilateralismo y “la capacidad de las Naciones Unidas a funcionar”. Alemania busca aliados para reforzar el multilateralismo. “Ganamos más trabajando juntos que unos en contra de otros”, ha declarado Merkel.

 

MSC (Munich Security Conference), es una conferencia de seguridad que tiene el fin de resolver, con la ayuda de la comunidad internacional, conflictos utilizando para ello el diálogo y la contribución. En esta conferencia se discuten los distintos conflictos para de esta forma tener distintas perspectivas e ideas para solucionarlas de alguna manera. Participan distintos tipos de perfiles tales como perfiles de gobierno diplomáticos entre otros.

Se reúnen más de 450 personas de diferentes ámbitos y regiones pero no hay un perfil específico; desde presidentes, ministros, hasta importantes empresarios, académicos… Todas las ideas y discusiones que se presentan en la conferencia se publican en informes, en los medios y en artículos para que se tome más en serio la implicación y quede permanencia de ello.

La conferencia está más enfocada a las partes Europeas y el transatlántico aunque también se le da importancia al mundo globalizado que hoy en día vivimos. Aparte de los temas que conciernen hoy en día, también se discute sobre los problemas que pueda haber en un futuro. Aunque esté más enfocado a los temas de la seguridad, se intenta poner el foco en los temas medioambientales y económicos entre otros aspectos.

Esta conferencia se constituye de un grupo formado por distintas personas en las que el presidente es el embajador Wolfgang Ischinger, con la ayuda de un Consejo de consultorio para progresar en la importancia de la conferencia. Éste está respaldado por distintas instituciones gubernamentales y no gubernamentales.

 

Este año el tema más destacado y discutido ha sido el de que Europa y Estados Unidos se ven cada vez más distantes ante la crisis global.

Mike Pence asistió a la Conferencia de Seguridad de Múnich en representación del presidente Donald Trump, dando a conocer su desaprobación y reclamando a los aliados europeos el reconocimiento a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. También reiteró su posición negativa hacia el acuerdo nuclear iraní y pidió su retirada. Durante la Conferencia, Pence estuvo de acuerdo con la intervención de la Canciller alemana Angela Merkel quien abogó por un mayor multilateralismo en asuntos globales y también tocó el tema de las armas nucleares, afirmando que el desarme nos compete a todos y reiterando que sería mejor si las negociaciones también abarcaran a China y no solo a Estados Unidos, Rusia y Europa.

Durante la conferencia de Múnich, Angela Merkel dio a conocer su opinión frente a los países que siguen siendo parte del acuerdo nuclear con Irán, reprochando a los países europeos no seguir los pasos de Donald Trump de retirarse del tratado, y remarcando que “el régimen iraní promueve un Holocausto”.

El conflicto comienza cuando Donald Trump anuncia la retirada del tratado ruso-estadounidense INF (Fuerzas Nucleares Intermedias) de 1987, cancelando la participación en este acuerdo que prohíbe  tácticas de alcance intermedio (de 500 a 5.500 kilómetros), ya que cree que Rusia ha violado el tratado. Ciertos países europeos apoyan este hecho al que hizo alusión Angela Merkel quien comentó que gracias a esto era inevitable la retirada de los Estados Unidos del tratado en vista de las infracciones de Rusia.

La canciller alemana Angela Merkel defiende el multilateralismo ante todo, alegando que es la mejor opción para luchar contra las crisis y conflictos de hoy en día, entre ellos el terrorismo. Merkel cree en un buen sistema global a partir de pactos, ya que es el camino para llegar a mejores beneficios para nosotros y para el resto de países vecinos, aunque esto es todo lo contrario al nacionalismo radical que promueve el actual presidente de los Estados Unidos.

 

Merkel lo considera una falta de respeto hacia los acuerdos ya firmados y muestra preocupación con respecto a la actitud internacional poco colaborativa. Con esto destaca el egoísmo de la gran potencia mundial, EEUU. Podemos señalar al vicepresidente Mike Pence como portavoz de esta actitud poco cooperativa. Esta actitud negativa se ve reflejada en la retirada de EEUU del tratado INF y en el abandono del pacto nuclear con Irán.

Como un buen ejemplo de multilateralismo, en la Conferencia se remarcó a China por sus acciones y solidaridad hacia África.

 

Merkel acepta que el multilateralismo que ayudó a remontar tras la segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría ha quedado anticuado pero que no se puede simplemente eliminar, sino que se debe reformar la estructura. Apoya a las organizaciones creadas después de la Gran Guerra que han llevado a un gran desarrollo humano y social y han disminuido la pobreza, pero critica las instituciones financieras (FMI, Banco Mundial) que podrían ser reformadas positivamente para ser más fiables.

 

 

Olatz Aguirre, Dunia Alcalde, Mariana Corrales, Marta Dorgambide, Victoria Giglio.

Sobre el Autor