Despierta el postergado conflicto en Sudán

14617731436511001873030

El postergado conflicto en Sudán se reaviva con el boicot del Referendum celebrado entre el 11 y el 13 de abril.

Omar Hassan Al Bashir, Presidende de la República de Sudán desde su triunfo en las elecciones de 1989 con el Partido Congreso Nacional, estableció un régimen dictatorial que se mantiene hasta el día de hoy. El conflicto interno deriva del desplazamiento que siente la población musulmana negra frente a la población musulmana árabe. Dando lugar a grupos rebeldes, siendo Movimiento Justicia e Igualdad y Ejército Liberación de Sudán los más preponderantes.

La disyuntiva en Sudán da comienzo cuando en 1994, el régimen de Omar Hassan Al Bashir divide a Darfur en tres y luego en cinco regiones, argumentando que de esa forma podría administrar mejor los recursos. El Conflicto de Sudán desemboca en una Guerra Civil, concluyendo con la independencia de Sudán del Sur, que se proclama República el 9 de julio de 2011. Una porción de Darfur, quedó absorbida por la “nueva” República de Sudán del Sur, alentando las tensiones.

El Acuerdo de Paz firmado en Doha el 2012, pide mantener las especificidades culturales e históricas de Darfur independientemente del resultado del referendum, también recogido en el acuerdo, que decidiría sobre la unificación de la región de Darfur.

El Gobierno manifiesta una actitud de contrariedad hacia el referendum porque teme que ocurra en Darfur lo que en 2005 resultó en la independencia de Sudán del Sur.

Una de las condiciones para el Referendum radica en que solo podían votar aquellos que actualmente residan dentro los límites de la región. Sin embargo, desde 2003 más de 2 millones de personas han abandonado la región. El Referendum ha sido criticado internacionalmente y por parte de los opositores del régimen, que reprochan la falta de representatividad y de seguridad. Del mismo modo, los grupos rebeldes calificaron este Referendum de injusto y artificioso, resultando en el boicoteo del mismo.

Este conflicto, se ha cobrado ya más de 400.000 mil víctimas 4,5 millones de necesitados y 2 millones de refugiados.

Daniel Chanona, Liam A. Aronow, Caterina Vilaire

Sobre el Autor