ir a Europea Media

Matthew Levin, ¿embajador o ciudadano?

Matthew Levin

Diversidad, la palabra que puede englobar esta cálida reunión. Canadá es un país basado en este concepto, construido con el flujo de emigrantes, basado en hacer que los nuevos ciudadanos se sientan parte de su nueva casa.

Matthew Levin diplomático de carrera y Embajador de Canadá, dio una conferencia en la facultad de CC. Sociales y de la Comunicación sobre la imagen y las relaciones exteriores de su país. Cuando fue nombrado embajador en España en el año 2016, no era ni mucho menos la primera vez que Mr. Levin pisaba suelo español: como comentó en una entrevista en 2017, había venido “de viaje de novios, hace más de 40 años”. Se le considera un gran conocedor del mundo hispánico, ya que fue también el máximo representante diplomático en Colombia desde 2005 al 2008 y en Cuba de 2010 a 2013. Además de los cargos como embajador, también ha tenido distintas responsabilidades en los asuntos internacionales de su país: ha ejercido como director general de la Oficina de Europa y Eurasia en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá; ha sido jefe de Gabinete del Ministro de Exteriores y también Jefe de Operaciones del Secretariado de la Oficina de Política Exterior y de Defensa.

Durante todo este encuentro con los estudiantes de Relaciones Internacionales de la Universidad Europea de Madrid, Mr. Levin mantuvo un tono cercano y una especial empatía con los 200 estudiantes presentes en el Auditorio del edificio B. Antes de ejercer su carrera en el mundo político y diplomático, fue profesor de literatura inglesa en Milán, motivo por el cual, se le notaba cómodo con la audiencia.

No hay duda de que a Canadá se le está tomando una especial consideración en la sociedad internacional. Ya sea porque es el tercer inversor más importante en Latinoamérica – un puesto por detrás de España –, por el carisma de su Primer Ministro, Justin Trudeau o por su compromiso con el medio ambiente. Pero, en opinión de Matthew Levin, también está tomando una especial relevancia después de la firma del Tratado de Libre Comercio entre Canadá y la Unión Europea. “Es un momento de oportunidad para Canadá, y aunque siempre hemos mantenido una presencia mundial, nunca habíamos tenido tanto peso político. No estamos acostumbrados a que se nos preste tanta atención, porque no es nuestra manera de ser, nosotros somos más modestos.”, señalaba el representante diplomático.

Vivir la experiencia de ir al exterior por motivo de estudios o laborales es fundamental”, comentaba Matthew Levin a los presentes. “Esta competencia paso de ser un agregado a una cuestión esencial para el mundo moderno”. Cuando estaba a punto de culminar este acto, el embajador daba ánimos a los próximos internacionalistas: “No importa lo que pase mañana, lo que importa es cómo afrontamos la situación”. Demostrando la importancia que tienen los valores en cada una de nuestras decisiones.

Margherita Bertuol

 

Sobre el Autor