ir a Europea Media

La constante guerra comercial de EE.UU. y China

Resultado de imagen de guerra comercial entre estados unidos y china

Fuente: elsemanario.com

 

Tanto se ha hablado de este conflicto que envuelve a un país norteamericano, Estados Unidos de América, y otro del continente asiático, China. Pero, debemos mencionar que probablemente no solo estarían afectándose ambos países entre sí, sino que de igual forma están viéndose afectados más países.

 

Por ejemplo, si China y los Estados Unidos continúan con las tensiones, tendrán un efecto en sus economías que se verá reflejado en el suministro de las cadenas de Europa, ya que los dos países son importantes y tienen gran peso en las exportaciones de la Unión Europea.

 

Por consiguiente, cabe la posibilidad que más países se unan a esta lucha, ya que podrían imponer sus propios aranceles y con ello conseguir tensiones y así esta guerra comercial sea cada vez mayor. Por lo tanto, esta guerra comercial ya no solo sería bilateral, sino podría convertirse en una guerra multilateral.

 

 

Aunque esta guerra comercial pueda causar grandísimas afectaciones a otros países, de igual forma estaría trayendo beneficios para otros. Tal como lo mencionó en su portal la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “Los aranceles bilaterales alteran la competitividad global en beneficio de las empresas que operan en países que no están directamente afectados por ellas” (Shane,2019).

 

Asimismo, en el caso de los países que se podrían ver beneficiados estarían Canadá, Japón y México, esto podría suceder gracias a que estos países tienen una economía muy competitiva a nivel mundial y por ende tienen un gran potencial al momento de poder aumentar y extender sus exportaciones.

 

Ahora bien, debemos mencionar que esta guerra comercial, la ha iniciado el presidente de los Estados Unidos “Donald Trump” en Abril del 2018. Por otro lado, desde el año 2017, Trump había lanzado quejas sobre las importaciones, quien acusó a China de estar realizando prácticas comerciales injustas. Ejemplo de estas acusaciones por parte de Trump, era que el país asiático estaría robando propiedad intelectual a las empresas de los Estados Unidos y con ellos china enviaba tecnología al país comandado por Donald Trump.

 

En consecuencia a ello, Estados Unidos le impuso a china aranceles a millones de sus productos, por lo que China no se quedó atrás y le respondió aplicando la ley de talión “Ojo por Ojo”, imponiéndole aranceles a productos estadounidenses y con ello proteger los intereses del pueblo Chino.

 

Estas acciones por parte del presidente Donald Trump, fue por la progresiva preocupación de que el país asiático se pudiera convertir en líder mundial de la tecnología. Así causando la mayor guerra comercial en la historia de la economía, donde podrían terminar pagando todos.

 

A pesar de ser un conflicto reciente, cuyo inicio se remonta a hace poco más de un año, en marzo de 2018, está dando mucho de qué hablar. Ya que desde un principio el país norteamericano tacha a China, de estar robando la propiedad intelectual de otras naciones, y utilizar modelos de comercio poco leales.

 

En esa línea y para ver la importancia del conflicto, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump anunció de manera reciente, que pretendía subir las tarifas de las mercancías chinas del actual 10% a un 25% posterior. Esta acción puede plantear desequilibrios entre las próximas relaciones económicas de ambos países. Por consiguiente, afectar a miles de productos provenientes de China, desde ropa a electrónica.

 

 

Como hemos mencionado anteriormente, se trata de un conflicto bilateral, y con ello, entendemos que hay respuestas por ambas partes, aunque debemos recalcar que también está teniendo efecto en otros. Por eso, China también impuso sus propios impuestos arancelarios y que costarán a los productos estadounidenses unos 50.000 millones de dólares, que llegan hasta la producción química.

 

En sectores como el automovilístico, ya ha habido pérdidas y ha habido afectados, como BMW o Harley-Davidson, entre otras. Esta última comenta que todo esto va a costarle este año unos 120 millones de dólares. En la búsqueda de alternativas, la empresa creadora de una de las marcas más famosas de motocicletas, está optando por incrementar su producción en Tailandia.

 

Aunque las relaciones siguen en tensión, se habla de un envío a la Casa Blanca de una Delegación, aunque se desconoce si el Consejero principal chino, Liu He, asistirá a esa reunión.

 

 

No obstante, se habla de un fortalecimiento de las relaciones estadounidenses con sus vecinos México y Canadá. Ya que desde la óptica del multimillonario estadounidense Warren Buffet, que deben tratarlos como vecinos, no como adversarios, ya que tienen muchos puntos en común según comentó a Reuters.

E, incluso podría significar una prolongación para el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte).

 

Mucho le costará a Trump entender que ya no se encuentra a la cabeza del mundo, y que esta guerra comercial puede costarle más de lo que está dispuesto a dar. Claro que, no solo a él, a todas las economías mundiales y quién sabe lo mucho que hará ello a la humanidad.

 

Claudia Romero Caballero

Alejandra Hernández Hernández

Sobre el Autor