EE. UU acusa a China por su influencia en América latina

Tex Tillerson
periódico El País.

El secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson, denunció el pasado jueves el problema que está causando a América Latina la gran influencia de China debido a los nuevos acuerdos comerciales que está teniendo el país con dichas regiones y que supondrían una amenaza para EE. UU.  

Antes de iniciar su gira por Latinoamérica, Tillerson destacó como tema la influencia de China en estos países que sin duda será uno de los puntos importantes a destacar durante sus próximas visitas. 

Dicha crítica contrasta con las posturas de Donald Trump, presidente de los EE. UU, que en un principio declaró su intención de reducir sus acuerdos comerciales con latinoamericanos y asiáticos para reducir el poder de China. 

Países como Argentina, Perú, Brasil y Chile, que según ha mencionado Tillerson, son los países que cuentan con mayor número de socios chinos están sufriendo las consecuencias de dicha presencia que ha causado a los sectores manufactureros locales, una reducción de empleo y salario. Hecho, que según Tillerson, no ocurriría con EE. UU., ya que, buscan relación comercial donde el beneficio sea igualitario para ambas partes. 

Podemos afirmar que, las relaciones comerciales entre China y América Latina han aumentado considerablemente en los últimos años, que a diferencia de EE. UU, dicha relación se vio afectada por la presidencia de Donald Trump, donde no ha hecho más que romper tratos con estos países. 

Según analistas como Sabatini, considera que las anotaciones que está haciendo Tillerson sobre el posible problema es desproporcionado, ya que no es una cuestión que pudiese tener gran importancia. En cierto punto, critica a los actos de Donal Trump como: “Uno no puede ser un líder moral mientras quiere construir un muro y hablar sobre los inmigrantes con las palabras que Trump lo hace”. 

Expertos como Kevin Gallagher, director del Centro de políticas de desarrollo global en la Universidad de Boston y experto en el vínculo China-América Latina, critica que EE. UU denuncia este suceso simplemente porque ha observado que se les están dando nuevas salidas a los países latinoamericanos cuando ellos en un principio, querían cerrárselas.  

Respecto a esta crítica realizada por Tillerson, las autoridades chinas responden que no se base en el interés propio, sino, en la cooperación entre los países, donde se basa en los principios de un comercio igualitario, recíproco, abierto y de inclusión. 

Es cierto, que en los últimos años las relaciones de China y América latina han aumentado considerablemente por los nuevos proyectos de mejoras comerciales que está haciendo el país en la región. El último plan que fue aprobada el pasado mes de enero entre China, los países de América Latina y el Caribe durante la II Reunión Celac-China, un proyecto denominado “la franja y la ruta de integración” donde se fomentará el comercio entre ambos países. 

Por último, China tiene la esperanza de que EE. UU vea este estrechamiento de relación de una manera positiva. 

 

 

Luisa Baoshan Weng Wang

Sobre el Autor