Coronel Enrique Fojón: “El poder es único”

 ¿Qué acciones y operaciones han podido contribuir a la hora de definir la Marca España, tanto positivas como negativas en estos últimos años?

Las Fuerzas Armadas son parte del Estado. Relacionar la marca España con las FFAA quiere decir que el prestigio de la acción que las Fuerzas Armadas puedan dar es una forma de promocionar el prestigio español. La Marca España está relacionada con el interés nacional, es la manera de justificar que las FFAA están para defender los intereses de España, sean cuales fueren. Para eso se concibieron.

 Durante los años de crisis, ¿cómo han afectado las modificaciones de presupuesto a la hora de desarrollar la marca España en las FFAA?

Hubo un sentir de la crisis profunda. Hay que tener en cuenta que España tiene una tenue cultura de defensa estratégica, por causas históricas obvias. No ha sido un actor internacional activo a pesar de que se intente dar tal imagen. España, dentro de OTAN, tiene un presupuesto en porcentaje del a la altura de Luxemburgo, por lo tanto se puede ver la aportación de nuestro país puede mejorarse. En los últimos años, el porcentaje de presupuesto ha disminuido un 30%. La disciplina y la jerarquía han conseguido hacer todo lo posible para mantener en estado de disponibilidad aquellos elementos necesarios. Pero si se mantiene ese presupuesto la capacidad de acción en el mundo es muy limitada. Aunque el presupuesto de Defensa incide directamente en las capacidades y no en las operaciones, las cuales tienen un presupuesto extraordinario no previsto en el presupuesto general.

¿Hacia qué dirección van las Fuerzas Armadas respecto al panorama mundial: hacia una seguridad multilateral, por ejemplo, en un entorno europeo o hacia una seguridad cada vez más nacional?

El panorama mundial ha cambiado después de la Guerra Fría, los años 90, fue una década en la que se mantuvo una postura de retaguardia manteniendo la mentalidad de la Guerra Fría, y a partir de los ataques del 2001 a Estados Unidos, el concepto contexto estratégico internacional ha sufrido una mutación enorme, en el que el institucionalismo ha ido hacia la geopolítica. España, está dentro de las principales instituciones, como puede ser la OTAN. Nuestro país mantiene una posición fronteriza con la zona de mayor inestabilidad mundial que va desde el eje Azores –Canarias- Golfo fe Guinea hasta el Hindú Kush. No es sólo la OTAN la que tiene que hacer frente a una amenaza determinada sino a una pluralidad de amenazas que cada uno resuelve con las estrategias bilaterales o multilaterales que convengan.

 En base a la estrategia de EEUU y otras potencias de combinar el poder blando con acciones de un poder duro, ¿podría tener como consecuencia que la política española se viera afectada por una estrategia similar?

El poder es único, el poder blando es una forma o una manera de ejercerlo. Estamos influenciados por Europa y ésta ha renunciado al hard power, como forma de ejercer ese poder. El soft power no es realmente una entidad de poder, no es un poder sustantivo, es una manera de ejercer el poder. Existen diferentes maneras de utilizar el poder, usar un poder coercitivo, o una que es mucho más sutil, la de tener capacidad de conformar la agenda, es decir, que se trata los temas que el país quiera y eso se considera soft power. Al fin y al cabo es la capacidad de dominar a un país porque el otro quiere ser igual, es un poder de imitación, como bien lo llama el geopolitólogo Joseph Samuel Nye, Jr. en su libro “Poder e interdependencia: la política mundial en transición, La paradoja del poder norteamericano”.

El ejército Español al haber sido incluido como uno de los elementos de la Marca España, ¿cree usted que ha afectado en el prestigio del mismo?

Las FFAA tienen dos tipos de prestigios, uno es el internacional, en el que las capacidades que tenemos son altas y otro es el nacional, donde España parte de un contexto en el que tiene una tenue cultura estratégica como se ha mencionado anteriormente. Y por tanto debe solventar esa deficiencia si quiere competir y arraigar una fuerte posición en el panorama mundial. Para explicar este concepto se hace referencia. Mearsheimer cuando asegura que “en política internacional Dios ayuda a quien se ayuda asimismo”.

Como valoración final, ¿cuál cree que es el nivel del ejército español y su influencia con respecto a los otras Fuerzas Armadas a nivel mundial?

Estamos relativamente bien posicionados pero el concepto de empleo de las Fuerzas Armadas a nivel mundial está sufriendo cambios drásticos. Hace 15 años había tres ámbitos, tierra, mar y aire al que se han unido otros dos, ciberespacio y el espacio exterior. Hay que poder actuar en los cinco ámbitos y España se está equipando para ello. En resumen, “las FFAA son el espejo de las capacidades de un país” necesitamos un nivel tecnológico muy alto, y aumentar las capacidades de I+D+I, potenciar todo tipo de industrias de avance tecnológico para poder abarcar esos cinco escenarios de manera tajante y de esta manera pertenecer como activo número uno en el contexto mundial.

 

 

Sobre el Autor

Redacción observatorio

Publicaciones de la redacción del observatorio.